martes, 2 de noviembre de 2010

Arte para la muerte nuestra de cada día

Martes 2 de Noviembre de 2010

Arte para la muerte nuestra de cada día

Instalaciones abordarán el tema desde hoy en Caguas
 

Obra del artista Hubert Caño que forma parte de la colectiva.  (Suministrada)
Por Tatiana Pérez Rivera / tperez@elnuevodia.com
Lo que en otros países es una fiesta anual para honrar a los que han partido, en la Isla no es otra cosa que un rito al que forzosamente somos convocados a diario.
Con demasiada frecuencia aquí nos enfrentamos a la muerte trágica y eso lo discutirán catorce artistas reunidos en la colectiva “Muerte. Dolor. Santuario. Vida” que hoy, a las 7:30 p.m., abre al público en el Centro Musical Criollo José Ignacio Quintón localizado en Caguas.
El pasado año, el artista Hubert Caño convocó a otros trece colegas para que manejaran las diversas vertientes de la muerte y los sucesos que la provocan.
“Terminó siendo un trabajo bien completo que incluye escultura, cerámica, pintura, fotografía y medios mixtos. Algunas son enormes”, adelanta Caño quien además presenta un trabajo, “Santa Madre, hija de Dios”.
Exponen además Claudio Solano, Mayra Molinary, Hebé García, Ivonne Pratts, Nora Quintero, Rosa Herrero, Santiago Romera, Carlos Silva, Luis Ivorra, Herminio Rodríguez, Dafne Elvira, Yelyn Vivoni y Liliana Folta.
“En los países latinoamericanos honran la muerte y nosotros a diario estamos viendo cosas que terminan en muerte como el maltrato a los niños o la violencia doméstica, por ejemplo. Todo esto nos hizo pensar cómo alertar sobre ese camino que toman las personas hoy día que terminan en muerte”, asevera Caño.
El artista agrega que las propuestas también se inspiran en las ofrendas o recordatorios espontáneos que realizan las personas conmovidas por una pérdida.
“Cuando mueren celebridades, la gente coloca cosas en los portones de sus casas. Pasó con Lady Di, con Versace, con Michael Jackson, y si son niños hasta incluyen juguetes como en la tumba del niño Lorenzo”, agrega.
Caño reitera que “no estamos honrando la muerte, estamos hablando de lo que nos rodea día a día”.
Al revisar propuestas, destaca algunos trabajos como la “lámpara enorme” que presenta Vivoni para hablar de las luz de las ánimas, la “piel cruda del ser humano que aborda el dolor” manejada por Quintero o las “memorias congeladas en el tiempo” que trabaja Romera.
Pratts incluye zapatos y cera para comentar creencias indígenas en torno al paso de la energía hacia el alma a través del pie, mientras que Molinary y García construyeron “Vía calvario”, una comunidad en la que abundan frases salidas de la boca de un agresor.
“Mi pieza es un ropero dentro del cual hay objetos que hablan del maltrato a los niños, como correas que cuelgan de un moisés, y cómo ni la casa ni la iglesia son a veces un lugar seguro para ellos”, apunta Caño.
La entrada a la apertura es libre. Para más detalles, llame al (787) 744-4075.
At

No hay comentarios:

Publicar un comentario