jueves, 3 de junio de 2010

Porcina y los germenes chicos

Todos guardamos en la memoria de nuestra infancia algún(a) muñec@ en especial, que por algún motivo insistimos en que nos acompañe más tiempo del necesario. Al que conservamos incluso cuando ya estaba sucio, deshilachado y deformado.
 
No creo que nadie pueda explicar el verdadero por qué de esa decisión, el por qué ese y no el otro. Supongo que estas elecciones que hacemos son similares a muchas a lo largo de nuestras vidas y tienen que ver con algo mágico, casi espiritual, que nos conecta con alguien o algo de una manera más profunda y emotiva sin saber bien por qué.

Muñeca: Porcina y los germenes chicos

2 comentarios:

  1. Curiosamente, las decisiones más relevantes de la vida las hacemos sin saber porqué. Me gusta tu estilo.

    ResponderEliminar
  2. Las decisiones de dios son misteriosas, pero siempre a nuestro favor.

    Paulo Coelho
    Gracias Penélope Policarpiada ,de seguro en un futuro saco una Muñeca que se llame como tu!
    Me encanta ese nombre,aparte que eres muy creativa!!
    De seguro serias la mejor Muñeca para jugar!!!
    en el buen sentido de la palabra

    ResponderEliminar