sábado, 29 de mayo de 2010

Experiencia espiritual ligada al arte

La idea del franciscanismo como experiencia espiritual ligada al arte, a la música y a la literatura desde sus orígenes, debe extenderse con mayor razón al proceso de su inevitable institucionalidad y expansión. La historia de estos 800 años de andadura franciscana no puede escribirse al margen de la historia del arte. Debería ser, más bien, uno de los enfoques privilegiados. Una historia visual capaz de repasar la receptividad de un carisma y sus extraordinarias representaciones artísticas, pero más aún, capaz de asumir -y provocar incluso- el riesgo de las interpretaciones en nuestro hoy espacio-temporal. Que junto a los nombres de Giotto, Cimabue, Murillo, Zurbaran, Cigoli, Crespi o El Greco, sintamos la provocación de algunos de nuestros contemporáneos y amigos: Carlos Anzueta, Myrna Báez, Osiris Delgado, Hubert Caño, Elizam Escobar, Eddie Ferraioli, Martín García, Omar Felipe González, Consuelo Gotay, Franklin Graulau, Carlos Guzmán, Ivelisse Jiménez, Jochi Melero, Antonio Martorell, José Morales, Aixa Requena, Rafael Rivera Rosa, Noemí Ruiz, Nelson Sambolín, Carmelo Sobrino, Nelly Toledo, Rafael Trelles y Jorge Zeno. Esta es precisamente nuestra oferta en la Sala de las Artes de la Universidad del Sagrado Corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario