domingo, 30 de mayo de 2010

El artista no es un privilegiado de la vida

“El artista no es un privilegiado de la vida, no tiene derecho a vivir sin deberes, está obligado a un trabajo pesado que a veces se convierte en su cruz. Ha de saber que cualquiera de sus actos, sentimientos, pensamientos, constituyen el frágil , intocable, pero fuerte material de sus obras, y que, por lo tanto, no es libre en la vida, sino sólo en el arte”

Detalle de la obra:Retrato de mi madre

de Hubert Caño

No hay comentarios:

Publicar un comentario